Miguel Calzada

Que ardan los iPad

A veces la tecnofilia no es mejor que la coprofagia. Acaba uno tragándose mil y un anuncios sobre las virtudes del nuevo gadget que salvará nuestras vidas y con un clic nos llevará, esta vez sí, a la Tierra Prometida. Vivimos en un positivismo extraño. Creemos que la tecnología podrá con todo, que convertirá el mundo en algo mejor. Pero no somos tan ingenuos como en el siglo XIX y recordamos (cada vez menos) algunos grandes chascos que prometían salvación y se quedaron en anécdota. El laser-disc iba a revolucionar el mundo audiovisual y todos íbamos a ir a la compra montados en un Segway (o peor aún: un Sinclair C5, considerablemente más horrendo).

En los años 70 fabricantes extranjeros coparon el mercado yanqui de coches con modelos pequeños y baratos. Los genios de la automoción contraatacaron con el Ford Pinto. Parecía funcionar, pero en su diseño se combinaban dos factores nefastos: depósito de gasolina atrás y una carrocería muy blanda. Si te golpeaban por detrás, era probable que el Pinto se incendiase y quedases atrapado dentro al chafarse las puertas. Cuando empezó a oler a barbacoa Ford lo negó todo y tiró de chequera.

Pese a que las masas corren a las tiendas de Apple para comprar uno, dos, los que hagan falta, los gurús pronostican la hecatombe del iPad, nuevo y flamante cacharro con el que podremos leer libros. En el XIX se arriesgaban más: querían ser más ligeros que el aire, volar. El zepelín fue un invento bastante bueno. En los años 20 ya había vuelos transatlánticos y se creía que el futuro de la aviación estaba en aquellos globos con forma de supositorio. La antena de 62 metros en la cima del Empire State Building fue pensada para amarrar zepelines. Todo se fue al garete cuando construyeron el más grande de la historia (una especie de Titanic) y, a falta de helio, lo inflaron con hidrógeno, altamente inflamable. Terminó en llamas y con sus pasajeros dentro. Lo del iPad será bastante menos trágico.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s