Miguel Calzada

Money, dinero, massari

En la misma ciudad, respirando el mismo aire contaminado, hay quien gana 512.000 euros al año y quien no llega a los 10.000. No existe teoría económica que explique esto sin recurrir a conceptos esotéricos como el “riesgo” o la “excelencia”, palabras comodín para usar cuando no se tiene razón.

Los idiotas de la new age, fervientemente conservadores (tarde o temprano se unificarán con los neocon evangelistas), dicen que el dinero es la cura de todos los males. Un amigo, intoxicado de incienso y manual de autoayuda, intentó hace tiempo convencerme de que es energía positiva a la que hay que saber atraer mediante la correcta alineación de los chakras (bien dobladitos cuando el jefe pasa revista).

Otra corriente asegura que el dinero es “la kundalini cristalizada”. Si no fuesen tan graciosos habría que colgarlos, como al recientemente fallecido Reverendo Ike, un loco de Nueva York que modificó el cristianismo para predicar las bondades del dinero. “Jesucristo era un capitalista”, decía, y pedía a sus fieles que cerrasen los ojos y visualizasen el color verde de los billetes de dólar: Reverendo Ike

Upton Sinclair estaba algo más cuerdo:
“El dinero es como el papel higiénico. Cuando se necesita, se necesita urgentemente”.

La teoría económica de Javier Krahe debería ser estudiada en Yale:

Anuncios
Estándar

One thought on “Money, dinero, massari

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s