Miguel Calzada

Más despacio, por favor

Caracol
En su último libro, Carlos Taibo (“En defensa del decrecimiento” Catarata, 2009) cita a Serge Latouche para explicar por qué no se puede ganar cada vez más dinero y, al mismo tiempo, ser cada vez más feliz:
   

“El caracol construye la delicada arquitectura de su caparazón agregando espirales cada vez mayores; a continuación cesa bruscamente y empieza a practicar espirales decrecientes. Una única espiral más en el sentido creciente le daría al caparazón una dimensión 16 veces más grande. En lugar de contribuir al bienestar del animal, lo sobrecargaría (pp.67-68)”.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s